ANTARTICA by Antonio Pastor L. on Grooveshark
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 27 de mayo de 2013

“QUE MALVADOS ESTOS UFO” -. CARTA




En referencia al artículo “QUE MALVADOS ESTOS UFO” publicado por el semanal “Oggi”, nº 13 del 1.4.19987.

Distinguido Sr. Giulio Orecchia,

Estos alienígenas, que usted y otros como usted definen como malvados y verdugos, son los mismos que destruyeron Sodoma y Gomorra, son los mismos que, a través de Jonás, invitaron a los ninivitas a arrepentirse para no tener el mismo final que tuvieron aquellos que transgredieron la Ley del Creador.

Dígale al Sr. Comandante japonés Kenjiu Terauchi que, si hubieran sido como él los define “malvados” se habrían procurado, como es la costumbre terrestre, el sádico placer de hacer dar vueltas como una peonza a su Boeing 747 reduciéndolo a una masa de restos deformes.

Sí, distinguido Sr. Giulio Orecchia y su colaborador Gino Gullace, no es la primera ni será la última vez que “Alguno” provea para hacer limpieza allí donde la podredumbre física y psíquica infecta lo poco que debe permanecer indemne, porque está limpio y privado de escorias, que llevan al ser a la total perdición arrastrando a todo aquello que existe para la gloria de su Creador.

Sí, Sr. Giulio Orecchia y Cia, son estos personajes que, de nuevo otra vez, han advertido antes de actuar según la Superior Voluntad.
Por lo que respecta a los test y verificaciones sobre las pestilencias que los terrestres provocan con sus infamias, degeneraciones y venenos de todo género, los hombres deben dar confirmación de su fraterno amor si, todavía hoy, después de todo aquello que se ve y se oye sobre los envenenamientos, radiaciones anómalas y todo cuanto ensombrece la vida, se preocupan de visitar físicamente y psíquicamente al hombre en proceso de encaminamiento hacia el Harbar, un flagelo sin esperanza alguna.
El Sida frente al Harbar es insignificante.

Y he aquí la necesidad de controlar y de examinar con test no ciertamente parecidos a los que realizan los terrestres y que están acostumbrados a practicar sobre sus coetáneos y los animales.

¿Un control sobre la genética recibida cuando la bestia se convirtió en hombre?
¿Un nuevo injerto? ¿una nueva generación?
¿Una anunciada “separación.....”?
¡Veremos!


                                                                          Eugenio Siragusa.


trucos blogger